Las harinas blancas te dan más hambre




Los carbohidratos refinados aunque sacian tu hambre tienen el efecto de mantenerte hambriento frecuentemente. Conoce las razones y formas de evitarlo.


Los carbohidratos son tan ubicuos, no hay sitio al que llegues en que no los veas.


Por muchos años fueron la base fundamental de la alimentación, crecimos con ellos, no existía el día sin un pan blanco, una porción de arroz o una galleta.


Tan comunes son que los vemos como uno de los alimentos más saludables que existen.


Las harinas (carbohidratos o almidones) refinadas no es que sean malignas para tu salud pero sí interfieren en muchos de tus planes para tener una alimentación sana y por ende un peso sano.


Todos hemos llenado nuestro plato de arroz, con tortilla, o arepa o papas o pasta.


Tenemos un hambre feroz y nos introducimos un pan entero o una tajada de pan o una galleta con mermelada, o tal vez un pastelito y casi que de inmediato nos sentimos satisfechos y felices otra vez.


Ese alivio rápido del desespero por comer nos da a entender que son alimentos efectivos, por ende muy nutritivos.


La realidad es otra, los carbohidratos refinados han pasado por procesos que han retirado sus nutrientes y su fibra, convirtiéndolos en una golosina, solo aportan azúcar.


Te recomiendo leer Guía reveladora para la ansiedad de comer


Lo anterior es porque estos carbohidratos refinados (blancos) al no tener su fibra son absorbidos por tu sistema digestivo muy fácil y rápido aumentando el azúcar de la sangre prontamente y como lo dije antes, sin nutrientes.




Pero ¿por qué te da más hambre, si te sentiste satisfecho, ya no sientes la misma ansiedad de comer, te sientes bien después de comer ese pan?



Al tener un aumento rápido de azúcar en sangre también aumenta la insulina sanguínea, esta se encarga de vaciar esa azúcar de allí, cuando cumpla su labor, lo cual va a ser muy pronto, te sentirás nuevamente con hambre, cansado, sin energía, con deseos de comer otro pan para repetirse el mismo ciclo.


Adicionalmente, recuerda que perdieron sus nutrientes en el proceso de refinamiento, por lo tanto, ese pan no te dio la nutrición que necesitabas, tu cuerpo continúa requiriéndola, hasta que no te nutras correctamente no va a dejar de hacerte sentir hambriento.





¿Qué hacer para terminar con la ansiedad de comer causada por las harinas blancas?




- Usar alimentos que no pasen tan rápido al torrente sanguíneo y no produzcan esos picos de azúcar, es decir, que sea más estable por lo tanto no te dé esos desesperos de hambre.


- Es importante no suspender los carbohidratos del todo, los necesitas, para ello puedes:

  • Conocer cuáles son las harinas sin refinar para usarlas en lugar de los blancos, por ejemplo, las arepas son de maíz entero (no refinado), las tortillas de maíz o de trigo integral.
  • Adicionarle a tu snack otro tipo de alimento como una grasa saludable (aguacate por ejemplo) o una proteína.

Reconocer y evitar los refinados.


- Consumir abundantes frutas y verduras enteras.


- Conocer las causas de tu comedera, en el siguiente enlace encontrarás algunas: ¿Qué hacer para no tener hambre? Aprende a erradicar de tu vida esa comedera

- Alimentarte bien para que tu cuerpo no ande buscando los nutrientes todo el día.
- Estar bien hidratado.


- No saltarse comidas.

- Tener la costumbre de ingerir entre comidas (meriendas).







Descarga gratis 15 menús rápidos para detener la ansiedad de comer y continuarás recibiendo tips sobre perder los antojos y control de peso. Sí quiero  



Si quieres vencer definitivamente la ansiedad de comer adquiere Adiós Ansiedad de Comer, mira de que trata aquí

Si quieres conocer un poco más sobre los carbohidratos refinados y los enteros, cantidades recomendadas, te recomiendo que te suscribas aquí a mi curso gratuito de nutrición








Sobre la autora

Angela-Arias-MD-349.jpg

Angela M. Arias, médica, asesora en adelgazar.

También tengo una vida agitada, soy mi propia jefe lo que implica más trabajo y horarios prolongados, madre de niña de 3 años. Aún así conservo mi peso en un estado saludable. Ayudo a los atareados como yo a alcanzar un peso que les permita sentirse con energía, sanos y felices.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario