Datos Normales del Recién Nacido



recien nacido
Foto por Consejos Médicos con Palabras Simples

Tener hijos es una tarea que abarca numerosas responsabilidades, cada acto que realicemos con o para ellos tendrá buenas y malas consecuencias en el futuro las cuales pueden durar para toda la vida.

Nadie nace aprendido, para muchos es una experiencia totalmente nueva, para los que ya conocen la experiencia no deja de ser impactante, sigue creando la duda de saber si estamos haciendo lo mejor y lo correcto para ellos.

Además, existen los infinitos consejos y creencias populares que escuchamos
de nuestros seres queridos que ya tuvieron la experiencia, o de personas no tan cercanas pero con muy buenas intenciones, incontables  mitos que son hasta contradictorios, que nos dejan igual o más confundidos.

Considero que una buena forma de empezar la crianza de un hijo es reconocer que es lo normal que debemos esperar de ellos y poder canalizar nuestros esfuerzos en otros aspectos que necesariamente se tienen que vigilar, corregir o en los que se debe trabajar más.  

En los recién nacidos


De ellos vamos a esperar:

Las primeras semanas duermen, duermen y duermen. 

Es un poco frustrante porque llevas nueve meses esperando compartir con ellos y esa dormidera no te lo permite.

Tienen un reflejo que se llama el reflejo de Moro

 El cual nos hace pensar que el bebé está nervioso o tiene personalidad ansiosa. 
El reflejo consiste en que con cualquier ruido no necesariamente fuerte, o con algún movimiento moderado en la cama ellos reaccionan abriendo bruscamente los brazos, se mueven como si de verdad estuvieran asustados e incluso puede haber un corto quejido, o se pueden medio despertar si estaban dormidos.

Es un reflejo totalmente normal, el niño no está nervioso ni ansioso, no está enfermo. No les afecta para nada. No hay que prestarle atención. El reflejo desaparecerá después de los 3 meses de edad.

Llanto inconsolable


 la mayoría de veces que lloran es por algún motivo, es su única forma de comunicarse, están tratando de manifestar alguna molestia o carencia cuando le diste lo que necesitaba inmediatamente deja de llorar.  


Algunas ocasiones el niño llora por un periodo de tiempo largo, ha pasado media hora, una y hasta dos horas y continua llorando, ya lo alimentaste, le cambaste el pañal, le cambiaste la ropa, lo cargaste, pasó por los brazos de todos en la casa, lo estimulaste con música, ya no se te ocurre que más hacer, piensas en llevarlo al médico y cuando estás listo en la puerta para salir, repentinamente dejó de llorar.

Esto es normal, si hiciste todo lo que debías hacer como alimentarlo, cambiarle el pañal, acondicionarlo mejor para el clima y ves que continua llorando, no queda más de otra que dejarlo llorar.

No se conoce aún el motivo exacto porque los recién nacidos hacen esto, pero no te sorprendas si te llega a pasar.

Existe la creencia de que la causa del llanto es un cólico, el hombre en algún momento en su afán de encontrar una respuesta, se le ocurrió esta razón.

Todavía mucha gente le da medicina a los bebés para los supuestos cólicos, incluso el doctor receta alguna medicina para el cólico, con el fin de calmar más a una madre desesperada que al niño que está completamente sano.

Si cuando está llorando está vomitando mucho, tiene fiebre, diarrea muy liquida, tos con expectoración, respirando con quejido extraño, estas son señales de que está enfermo, definitivamente debes llevarlo a urgencias sin dudarlo.

En alguna ocasión lo mencioné y lo repito nuevamente:

“Por favor no vayas al médico solo con el fin de obtener una receta para una medicina, el  fin es estar seguro de la verdadera condición de salud tuya o de tu ser querido. Si se requiere medicina se obtendrá, si no se requiere es completamente suficiente con una buena información”

Sin embargo, la sala médica o la sala de emergencias no es sitio para predecir el futuro, en cualquier momento se presentan complicaciones inesperadas especialmente tratándose de niños, el hecho de ir al doctor no previene el 100% una complicación, pero si conoceremos los síntomas que nos dicen oportunamente que algo está pasando, conoceremos cuando debemos acudir nuevamente al médico.


Constipación


Cada persona tiene su propio hábito intestinal y los niños lo darán a conocer desde el principio. 

Algunos se demoran varios días para defecar, se pueden demorar hasta una semana. 
Si el niño está tranquilo, recibe la leche, no vomita, no llora cuando se le toca el estómago, es activo. Está demostrando que no tiene problemas con su digestión, simplemente ese es su hábito intestinal. 

Puedes hacerle masajitos en la barriguita para ayudarle en el tránsito intestinal, en cualquier momento hará sus necesidades.

Reflujo Gastroesofágico


Se le llama así al alimento que se devuelve desde el estómago hacia el esófago y boca. Se confunde mucho con el vómito.

¿Cuál es la diferencia? 
En el reflujo se devuelve el alimento en este caso es la leche, en poca o moderada cantidad y el niño está tranquilo.


Con el vómito la cantidad de leche es mayor, moja todo, está acompañado de un sonido más fuerte y un esfuerzo que contrae el musculo del diafragma produciendo el sonido, el niño se torna pálido, se ve indispuesto, llora, se irrita, se siente mal.

El reflujo es normal en los bebés por varias razones:

  1. Comen muy seguido siempre tienen alimento en el estómago. 
  2. El musculo que ayuda a que no se devuelva el alimento del estómago es aún débil, está adquiriendo la fuerza. 
  3. Su cuerpo es muy pequeño y con cualquier movimiento, emoción aumenta la presión en el abdomen devolviendo su contenido. 
  4. Permanecen todo el tiempo acostados, posición que ayuda a que el alimento se devuelva.


¿Cuándo el reflujo no es normal?


Cuando definitivamente no permanece ningún alimento en el estómago, es decir ocurre en todo momento, el niño esta mojado todo el tiempo por esta causa, no gana peso o pierde peso, permanece irritable porque tiene hambre.

Ayuda a controlarlo alimentando al bebé con menos cantidad y con mayor frecuencia, para que el estomaguito no quede muy lleno. 
Si toma leche de fórmula, existen leches anti-reflujo de todas las marcas y sirven mucho.
No mover mucho el niño cuando está lleno ni ocasionarle ningún tipo de emoción. 
Utilizar teteros o biberones anti-reflujo.

La crianza es toda una experiencia, es un estilo de vida, piensa en la gran influencia que tienes en la vida y futuro de tu hijo, es para no tomarlo a la ligera aunque parezca sin importancia por lo cotidiano que es.

Continúe leyendo Tips sobre menores de un año

Deja tus dudas y comentarios a continuación.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario