Cómo evitar engordar cuando tienes estrés

estres-sin-engordar
Cuando estás estresado tiendes a engordar, el problema es que cada día es más frecuente. Mira las razones del aumento de peso y cómo puedes evitarlo.


Entre más años vas cumpliendo, más responsabilidades y triunfos vas adquiriendo, estos van ocupando tu tiempo y tu mente logrando estresarte.


El estrés es como un pequeño duende verde que aparece por temporadas y te molesta minuto a minuto sin descansar.


El duendecito está decidido a aparecer con más frecuencia si ve que eres fácil de atacar.


La sociedad y el ambiente en que te mueves también lo llama para que venga a perturbarte.


Su visita se ha vuelto tan frecuente que últimamente ya ni lo notas (no te das cuenta de que estás estresado).




¿Por qué el estrés altera tu peso?



  • Afecta tu apetito: en el momento del estrés el cuerpo está en un estado de alerta para reaccionar pronto ante un peligro, en momentos de peligro comer no es una prioridad, la prioridad sería correr por ejemplo.
  • El cuerpo en ese estado de alerta gasta más energía rápidamente produciendote la sensación de hambre más pronto de lo debido.

  • Porque en los días de estrés tienes el horario de las comidas descontrolado para terminar rápido el proyecto: (te saltas comidas, comes rápido o menos) produciendote hambres devoradoras difíciles de controlar.

  • En los momentos difíciles lo que menos te preocupa es la calidad de tu alimentación, comes lo que primero se te cruce por el camino, lo más rápido.

  • El estrés está ligado a las emociones, de hecho hay quienes dicen que el estrés es una emoción. Estar en estado de estrés te puede desencadenar disminución del ánimo, depresión, ansiedad, frustración, etc. Estos estados emocionales también te alteran el apetito.

  • Presentas disminución en el sueño, duermes menos  lo que te causa aumento del peso.



Cómo evitar engordar cuando tienes estrés



Si tienes estrés por causas que no puedes evitar o alterar como una cirugía que debes tener para seguir tu vida normal, la llegada de tu primer bebé, no se justifica pensar el tema que te estresa todo el tiempo porque no puedes hacer nada para modificar el problema.



- Lo mejor es apartar tu mente del problema, entretente con actividades que disfrutes y que no requieran de mucho esfuerzo mental. Con esto te desestresas un poco y te alejas de ir a la nevera. Algunos ejemplos:


  • Lee un libro que no sea de estudio
  • Escucha tu música preferida
  • Llama a un amigo
  • Mira una película, idealmente en una sala de cine
  • Planea cómo celebrar el próximo cumpleaños de quien tanto amas.


- Realiza actividades que sabes que van a ayudarte con el peso:


+ Cocina, tu mente se concentrará en una labor, y tu controlarás lo que comes y la cantidad que comes.



+ Si ir de compras te relaja, ve a comprar pero al supermercado y enfatízate en comprar más verduras, legumbres, frutas, y otros alimentos saludables. (Nada de mecato basura).


+ Mantén en tu sitio de trabajo snacks saludables de uso diario y de uso de emergencia (en los momentos de mucho estrés y deseas comer algo en el acto)


+ Toma agua


+ Obvio, haz ejercicio, no solo te relaja, sino que es una actividad que te da tiempo  para pensar con calma mejorar las ideas.


En los siguientes enlaces encontrarás ayuda para ejercicio en casa y para sacar tiempo para ejercitarte



+ Come nueces te ayudan para la concentración y mantenerte más satisfecho por más tiempo (te controla mejor el hambre).


+ En lo posible no alterar tus horarios regulares de sueño, añade una siesta a tu rutina si es necesario.


+ Come más proteína para que tu mente esté más despierta.
+ No abuses de la cafeína pero sí toma al menos uno diario.
+ Toma una copa de vino o una cerveza, son saludables si tomas uno diario.


Recuerda no es cuestión de solo aceptar que tienes estrés y no hacer nada para ello porque es normal el estrés. Hay muchas formas, tratamientos, especialistas para combatirlo y evitarlo.

Fuentes


Universidad de Málaga 
http://www.uma.es/publicadores/prevencion/wwwuma/estres.pdf


Universidad de Harvard
http://www.hsph.harvard.edu/nutritionsource/alcohol/

No hay comentarios. :

Publicar un comentario