Método estratégico para terminar con el perjudicial ambiente laboral en que estás

mejorar-ambiente-laboral


Al terminar tu jornada estás sin energía por el pesado ambiente laboral que tienes. Aprende esta estrategia para acabar con ese ciclo poco saludable.


Alguien te hace un mal comentario en tu lugar de trabajo, es alguien al que tienes que ver muchas veces al día, diariamente. No puedes evitar esa persona. Ese comentario negativo te afecta de cierta manera o de otra.


Tal vez tengas un ambiente laboral muy tenso, sientas que nadie te agrada y que no le agradas a nadie.


Siempre has sentido como si alguien está tratando de entorpecer tu trabajo, ese es tu diario vivir. No ves la hora en que se termina la jornada laboral para salir volando del lugar y sentirte libre nuevamente.


La realidad es otra, con el tiempo cada día resulta más difícil no sentirte agobiado en casa a causa de lo que pasa en el trabajo, está dominando tu tiempo y espacio libres.


Te sientes cansado, te extrae energía cada vez más.



Te cuento que tienes las siguientes opciones:
Cambiar de trabajo, seguir viviendo igual, cambiar tu actitud y hacer algo para que el ambiente de oficina mejore.


Cómo cambiar tu entorno laboral o qué hacer para que tu entorno laboral no te afecte



¿Te gustaría estar en una burbuja en la que nadie te pueda tocar? se puede lograr.


La respuesta es única y comprensible, tal vez no te guste…


Trabaja más, o con mayor eficiencia.


Te voy a decir por qué no es mala idea y por qué debe empezar a gustarte:


No estoy diciendo que estás trabajando mal o que no estás haciendo lo suficiente, es solo una estrategia para escapar del terrorífico ambiente laboral en que estás.


Trabajar más te saca del ambiente laboral, un ejemplo muy común son los eventos cotidianos de casa: alguien tiene que sacar la basura ya, antes de que pase el camión, ¿a quien le van a dar esa tarea del momento? a quien está más desocupado.


Si ves que tu esposo está viendo un programa sin importancia, mientras que tú cocinas y tus hijos hacen sus tareas, no vas a interrumpir a los niños, fácilmente te decides por tu esposo.


Los niños en ese instante están en la burbuja que nadie va tocar, para beneficio de todos.



Dirás que trabajas mucho y a pesar de ello, sufres mucho por quienes te rodean en el trabajo.


Busca la manera de colaborar con otra tarea de la empresa que no te cargue muchas horas a la semana, por ejemplo, organizar la reunión mensual de tu departamento, hacer el informe mensual de tu departamento.


Algo así en que trabajes 45 minutos semanales más sin que te robe energía de verdad. (45 minutos se pueden dividir de varias formas a la semana para que no los sientas).


Así, cuando necesiten dar otra responsabilidad más a alguien en tu trabajo, no te elijan porque ya tienes toda tu agenda copada. Si ellos no lo ven así, tienes todos los argumentos necesarios para demostrarlo.


Verdaderas ventajas de tener más tareas en el trabajo



-  Los jefes y personas importantes de la empresa te ven como una ficha muy útil, serás de los últimos que saquen en caso de una crisis económica.


-  Tienes más opciones de ascensos o mejores posiciones en la empresa que otros que no trabajan tanto.


-  Menos personas se meten contigo al verte siempre ocupado y al ver que eres uno de los favoritos de todos.


-  Aprendes más de tu experiencia, un agregado que no tiene precio. Mejoran tus habilidades.


-  Te vuelves más ágil en tus labores, ejecutas todo con mayor facilidad.


-  Tienes una conciencia más tranquila por cumplir con tu deber.


-  Mejora tu autoconfianza, te da el valor de decidir por buscar otro trabajo en mejores lugares, con positivismo.


-  Empiezas a ser más conocido en la empresa, adquieres una pequeña fama, fama de la buena.


-  Tienes menos tiempo e interés para los comentarios de otras personas.


Todos estos argumentos no me los invento, los viví cuando tenía jefes. tuve posiciones con más responsabilidades, llegué a ser la jefe del departamento de maternidad y de crecimiento infantil. Posiciones que evitaba porque sabía que me traían más tareas, informes que preparar, reuniones por asistir.


Ahora que lo veo en retrospectiva, solo obtuve cosas positivas que aportaron en mis habilidades profesionales y personales, adicionalmente tuve todos los beneficios que te nombre arriba.


Así que, ¡A trabajar!


¿quieres seguir aprendiendo sobre estrategias para conservar tu energía y un peso estable? Únete a mi club con tu email. No me lo pierdo


No hay comentarios. :

Publicar un comentario