Cómo Perdí la grasa rebelde en 6 meses ¡Por fin! Parte 2: no más dieta ni comida basura



Pensar en dieta es perjudicial. Cambiar poco a poco la comida basura por nutritiva sin disminuir cantidades es un excelente inicio para perder grasa.


Este es el segundo de una serie de artículos en los cuales te cuento todo lo que me ha servido y lo que me ha perjudicado para perder grasa. Voy a contarte sobre los diferentes tipos de alimentos principales, ejercicio, hábitos, cómo medir, en fin. Por lo tanto no puedo hacerlo en una sola lectura.

No te pierdas la primera parte, léela aquí, en la cual hablo sobre los carbohidratos refinados y cuento mi historia.



No más dieta



Antes de seguir hablándote sobre otro grupo de alimentos, quiero hablarte sobre dieta. En el artículo anterior empecé a hablar sobre cambios en la alimentación, nunca hablé de dieta.

No me gusta usar la palabra mucho porque es interpretada como la supresión de comida, sufrimiento frecuente, aguantar hambre o no comer.

Un paso importante para perder grasa es dejar de pensar en hacer dieta. Se trata de mejorar tu forma de alimentación.


Cómo no hacer dieta para estar sano y perder grasa



Como lo decía, el fin es tener una alimentación saludable, usar más los alimentos nutritivos que aporten los nutrientes necesarios, a la vez que ayuden a la distribución y disminución de grasa.

- Estás acostumbrado a comer un determinado tamaño del plato. Empieza por no reducir su tamaño sino ir reemplazando por comida saludable. al ver tu plato del tamaño acostumbrado vas a tener menos miedo al cambio.

- Haz los cambios progresivamente, si cambias el 100% toda tu alimentación te va afectar dramáticamente, lo vas a ver imposible de mantener, vas a pensar que eso no va contigo.


Los cambios alimenticios que hice fueron progresivos. Empecé reduciendo el consumo de comida basura: pizza, hot dog, helado, etc.

Tampoco los he dejado para siempre. Los consumo muy ocasionalmente y en porciones pequeñas, media o un tercio de la hamburguesa. Además me aseguro de que es día consuma también ensalada o verduras.

El mensaje principal que quiero que te quede claro en esta segunda parte es no pensar en la palabra dieta, no comer menos. Come igual cantidad que siempre, solo que de mejor calidad.

Gradualmente vas a mejorar la calidad de tus comidas. Si continúas pendiente de esta serie de cómo perdí la grasa rebelde vas a ir conociendo mejor sobre los alimentos que sí importan. En la primer parte hablo sobre disminuir las harinas blancas.


Mientras convences tu cerebro de dejar de pensar en comer menos, sigamos hablando de disminuir la comida chatarra…



Maneras de Reducir la comida basura o chatarra



Primero siempre se debe conocer tu verdadera situación, saber en realidad que tanto la consumes.

1. ¿Cuál es la comida basura chatarra y obesogénica?

Estas comidas aportan mucha azúcar, grasas, sal a cambio de muy pocos nutrientes. Aumentan la sensación de sed y hambre. Algunas de estas son:

Sodas o gaseosas
pizza
hamburguesas
perro caliente
otras bebidas azucaradas
frituras empaquetadas (papas fritas las más comunes)
frituras con harina
Como ves, todas las comidas rápidas
repostería
papas fritas a la francesa
todo lo que tenga mucha azúcar refinada.

2. Escribe cuántas veces a la semana al mes las consumes. Por ejemplo:
  • Pizza 2 veces al mes
  • alitas picantes 3 veces mensuales
  • galletas dulces 3 veces por semana, 12 al mes.
  • soda o gaseosa 5 veces semanales, 20 mensuales.



3. Luego ponte las metas de forma gradual:
  • Voy a reducir la soda a 3 veces semanales, 12 mensuales.
  • Comer alitas 1 vez al mes.

4. Pasado el mes te evalúas:
Vuelve y cuentas las veces que comiste al mes todas esas comidas.

Si lo que lograste fue muy poco o nada, no te preocupes, estás entrenando tu mente para dejar estas comidas. Entre más practiques, mejor lo harás, más fácil será para ti.

Nadie se vuelve bueno en algo sin practicarlo muchas veces. Sigue intentándolo, hasta que gradualmente lo logres. Importante no rendirse.


Mi idea de esta serie de cómo perdí la grasa rebelde, no es solo contar, sino también de hacerte actuar, para ello recuerda la lección de hoy:

5. No te empeñes en comer menos, empieza reemplazando la comida perjudicial poco a poco, la reemplazas por algo saludable. Por ejemplo, cambiar el taco con crema, queso y salsa por una porción de garbanzos.




No te pierdas las siguientes partes, si no te las quieres perder te puedes suscribir a mi club y te llegarán al correo electrónico cuando salgan.  Me apunto



Si quieres comprometerte más con la pérdida de grasa te invito a unirte a perdiendo grasa juntos, estamos empezando y es gratis...


👇👇👇
¿Te gustaría tener asesoría grupal  online para perder grasa?

Acompañado, pero a tu ritmo, desde donde y cuando quieras

El grupo está en construcción, apúntate a la lista de espera para que no se te escape.







Angela-Arias-MD-349.jpgSobre la autora

Angela M. Arias, médica, asesora en adelgazar.

También tengo una vida agitada, soy mi propia jefe lo que implica más trabajo y horarios prolongados, madre de niña de 4 años. Aún así conservo mi peso en un estado saludable. Ayudo a los atareados como yo a alcanzar un peso que les permita sentirse con energía, sanos y felices.



No hay comentarios. :

Publicar un comentario