Cambios en el embarazo parte 1


Son tantos los cambios experimentados en el embarazo que es inevitable tener dudas, especialmente sobre que es lo normal y que no lo es. Esta es una información que te será útil para entenderlos mejor y para sospechar si hay una alteración que afecte la salud tuya y la de tu bebé.

embarazo


El sentido del olfato es más sensible

Puedes percibir los olores mucho más fuerte que antes. Los sentidos del olfato y del gusto están
relacionados por lo tanto también te varía el sabor de los alimentos, sintiéndolos más fuertes, en muchos casos estos olores y sabores ocasionan náuseas y vomito incluso con alimentos que usualmente te gustan mucho.


El cambio con los olores ocurre principalmente en el primer trimestre de embarazo, luego de esto, seguirá aumentado pero no tan fuerte como en el principio.

Aumento de la frecuencia de la eliminación urinaria


Eliminas más seguido durante el día y la noches, con menos cantidad de orina, puede ser confuso cuando ya empezaste a tomar las vitaminas prenatales, estas a su vez cambian en color y olor de la orina lo cual puede hacer pensar que se tiene una infección urinaria, además con el aumento de la precepción del olfato da la impresión de que la orina está más fuerte que lo normal.

 Si cuando eliminas no hay ningún dolor, ardor, sangrado, sensación de que no se terminó de eliminar es normal, probablemente no se trate de una infección urinaria como cistitis o una alteración en el flujo vaginal también es posible. De lo contrario no dudes pedir tu cita médica

El aumento en la frecuencia urinaria está presente durante todo el embarazo, puede aumentar un poco más en el último mes por el gran tamaño del bebé.

Cambios en el flujo vaginal


Hay un aumento en la cantidad del flujo y está presente casi diario. Es normal siempre y cuando sea blanco o amarillo pálido, sin mal olor, sin ardor o dolor, sin piquiña, sin irritación. Algunas mujeres lo pueden tener muy aumentado en cantidad, si no tiene características diferentes a las nombradas, no hay de qué preocuparse.

El aumento de flujo vaginal también permanecerá durante todo el embarazo.

Náuseas y vómito


No todas las mujeres tienen estos síntomas y algunas solo experimentan las náuseas. Son más frecuentes en las horas de la mañana. Si el vómito es muy frecuente, si absolutamente todo lo que comes lo vomitas, no comes nada, estás perdiendo mucho peso rápidamente, estás débil,  debes consultar al médico inmediatamente.

Estos síntomas afortunadamente los sientes en el primer trimestre, solo un muy pequeño porcentaje de mujeres los pueden tener durante todo el embarazo, o empezar a tenerlos al final.

Cambios en el estado de ánimo


Por los cambios hormonales producidos en el embarazo, es normal que tengas altibajos de humor, periodos de depresión, rabia, temor, además se  le adiciona la ansiedad por el gran cambio que va a tener tu vida de ahora en adelante. 
Los cambios de ánimo ocurren principalmente en el primer trimestre y pueden estar también en el tercer trimestre.

 Si sientes que la depresión se está haciendo muy fuerte, se está prolongando demasiado, te impide comer normalmente, te impide dormir, debes consultárselo a tu doctor.

Cambios de peso


 En el primer trimestre por las náuseas, vómito e inapetencia puede no haber aumento de peso, incluso puede haber pérdida de peso, no es para preocuparse, después del segundo trimestre empezaras a ganar peso aproximadamente 1 a 3 libras por mes es lo normal.

Depende del peso con el que empezaste el embarazo, tu doctor te dirá cuanto es el peso ideal para ganar durante todo el embarazo, si comenzaste con sobrepeso lo más probable es que no te dejen ganar mucho peso, incluso te enviarán con la nutricionista o dietista para controlar rigurosamente tu alimentación.

Es primordial controlar el peso para evitar consecuencias como un parto prematuro, diabetes gestacional, hipertensión gestacional y muchas más

 He Aquí una calculadora que te dirá como está tu peso respecto a la estatura y a las semanas de gestación.

¡Eso sí, olvídate de que en el embarazo hay que comer por dos. Es totalmente falso!

Constipación o estreñimiento


La hormona de la progesterona relaja los músculos del sistema digestivo ocasionando enlentecimiento en su trabajo, es decir produce estreñimiento, sumado al efecto del hierro que estás tomando, puede empeorarlo.

Para contrarrestar este problema debes tomar mucho líquido, comer frutas y verduras, practicar ejercicio.

Los laxantes no están recomendados.

Este cambio en el embarazo estará presente durante todo el proceso.

Reflujo o agrieras


Debido a la relajación de los músculos por la progesterona, el musculito o esfínter que previene que los alimentos se devuelvan desde el estómago está más relajado, por esto es más fácil que se devuelvan un poco los alimentos y los ácidos que están en el estómago y pasen hacia el esófago y garganta produciendo las molestas agrieras o reflujo. 

Para calmar un poco las agrieras es recomendable comer en cantidades más pequeñas y con más frecuencia.
Recuerda no automedicarte, el doctor te indicara si necesitas algún medicamento.

Las agrieras también estarán presentes durante todo el embarazo.


Si estas experimentando otros cambios que no se han mencionado en este artículo, lee la segunda parte. Mientras tanto escribe tus dudas y comentarios a continuación. 

Continúe leyendo... 

Cambios en el embarazo parte 2

Deje sus preguntas y comentarios a continuación

No hay comentarios. :

Publicar un comentario