Cómo cocinar en casa si trabajas, tienes hijos y muchas ocupaciones más

Para que adaptes a tus horarios cocinar en casa más seguido, a continuación aprenderás razones muy importantes para hacerlo, una guía práctica desde que desempacas tu mercado, almacenamiento y tips para una fácil preparación.


cocinar-casa-rapidoComer alimentos preparados en casa es una costumbre que está desapareciendo poco a poco debido la falta de tiempo  y porque lo hemos dejado como un quehacer no tan importante como el de crecer profesionalmente (por ejemplo).


Es importante volver a retomar la rutina de deleitarte con la comida preparada en el hogar, para ti y para tus amados. Conoce algunas razones:


  • Le estás entregando la salud y el buen desarrollo de tus hijos a otras personas que tal vez ni siquiera saben sobre una alimentación saludable.
  • No tienes la entera certeza de los ingredientes que se usan para preparar la comida que compras afuera.
  • Estás dejando de enseñarle a tus hijos las buenas costumbres, las buenas recetas que te enseñaron tu hogar de origen.
  • Estás compartiendo menos tiempo con tus seres queridos. El acto de cocinar puede ser compartido.
  • Te estás volviendo dependiente de otras personas y eso es lo que le estás enseñando a tus hijos.
  • Estás dejando de aprender. Aprender nuevas recetas y procesos en la cocina también  enriquece tu sabiduría.
  • Gastas más dinero, comer por fuera es más caro.
  • Aprendes sobre alimentación saludable.
  • Te haces cargo de la salud tuya y la de tus amados.



Guía para cocinar en casa con poco tiempo




1. Planea

  • Por las razones anteriores y porque la alimentación es la base para un buen desarrollo y salud de tus hijos, a la vez de un buen desempeño de tus deberes laborales, profesionales y para la autorrealización de todos, debes también planear la alimentación así como planeas un proyecto laboral, la compra de una casa, etc.
  • Planear te ayuda en muchos aspectos por ejemplo el lunes no vas gastar más tiempo pensando que cocinar para ese día, si ya repetiste ese menú, si compraste los ingredientes, si descongeslaste el pollo, en fin. 
  • Además se planea para tener la alimentación más saludable posible, puedes utilizar lo que tienes en la nevera de la mejor forma, planeas horarios disponibles para cocinar , puedes delegar algunas cosas a los niños y tu esposo. Por ejemplo lavar las zanahorias, picar el tomate u otros días es él quien cocinará. 
  • Todos sabrán sus responsabilidades y horarios para colaborar.
  • Puedes planear semanal, quincenal y mensual. Hasta por todo el año si lo deseas y te sales de esa preocupación de una vez por todo el año.



2. Desempacar y almacenar el mercado
  • Cuando estás desempacando el mercado. Lava las verduras de la semana de una sola vez o todas de una vez, te ahorrarás tiempo de lavado los otros días. Como lo mencioné puedes delegar una de estas tareas a otras personas de la casa incluso tu empleada de limpieza.
  • Guarda las verduras y frutas en pequeños compartimentos o en porciones individuales para hacerlos más rápido, fácil de consumir y a la vez difícil de rechazar como pasaboca (snack).
  • Pica los ingredientes que tendrás que picar para cocinar una vez a la semana. Por ejemplo picar la cebolla de toda la semana y guardarla en un compartimento cerrado en la nevera y a diario sacas la porción que necesitas, lo mismo con los tomates y muchos otros ingredientes.
  • Muchas de las verduras y legumbres lavadas, peladas y picadas se pueden guardar en el congelador para que duren más tiempo y no pierdan sus nutrientes. Por ejemplo la zanahoria, tomates, aguacate, habichuela (algunas personas las llaman frijol, judías, alubia, fréjol). Las guardas en vasijas pequeñas para que descongeles solo la porción que necesites y no todas de una vez.



3. Cómo cocinar rápido (tips)



- No te dé miedo preparar las recetas del país de tus raíces:


Muchas recetas que conoces de tu país de origen o el país de tu familia son más saludables que las que están acostumbrados tus familiares americanos. Te cuento mi experiencia en este tema: Por si no lo sabías soy colombiana, yo no cocino todos los días comida colombiana,  me gusta experimentar diferentes tipos de comida, pero hay días en que tengo antojo por una receta colombiana y la preparo para todos en mi casa. Mi esposo y mi suegra son americanos, principalmente mi suegra no ha experimentado mucho con otros platos extranjeros por lo tanto ella es mi perfecta catadora.


Para el súper tazón (super bowl) del año 2014 fuimos invitados a una fiesta para la cual debíamos llevar alguna comida. Mi esposo sugirió que lleváramos sudado de pescado, es un plato típico colombiano. Por supuesto pensé está loco,  no lo van a probar, pescado sudado para un super bowl, no es posible, para este tipo de eventos siempre se come nachos, perros calientes, hamburguesas, alitas picantes, típica comida rápida americana.
Yo estaba tratando en lo posible hacer que mi esposo se olvidara de su loca idea, lo cual nunca pasó. Ese día llegó en la mañana con el pescado y todos los ingredientes. Estaba asustada, primero porque no tengo mucha experiencia cocinando para mucha gente y segundo pensaba que era una pérdida de tiempo no lo iban ni a probar.

Lo preparé sin ningún trabajo fue como si estuviera cocinando para tres personas, es decir, más fácil de lo que imaginaba. Y en la fiesta, por supuesto, vi en la mesa las opciones que todos llevaron y estaban las esperadas alitas, hamburguesas, etc. Inesperadamente, las personas que se  me acercaron para halagar mi pescado, les había gustado mucho y sobre todo, les había encantado encontrar una opción saludable en el menú. No lo pude creer, pero fue cierto, varias personas me preguntaron la receta, les encantó, casi todos los asistentes de la fiesta lo probaron.

Aprendí con esto varias cosas, primero seguir sintiéndome orgullosa de mis raíces y costumbres, segundo que a los americanos también les gusta probar cosas nuevas, tercero que también les gusta las opciones más saludables, cuarto que no tienes que seguir los protocolos, un pescado que es hervido más no frito ni horneado, está totalmente por fuera del menú de un super bowl y fue un éxito total.

Así que no te de miedo de probar lo saludable y la comida de tus raíces en cualquier lugar y ocasión.




- Vuelve a la costumbre con la que creciste de comer poco en las noches, desayunar y almorzar de una forma completa y en la noche algo mucho más ligero
En la noches no gastamos las mismas calorías que gastamos durante el día así que lo que ingerimos de más en esas horas se va para partes de tu cuerpo no deseadas, además de alterar la calidad del sueño.


- Utiliza el microondas para cocinar 
No lo uses solo para calentar la comida, puedes cocinar papas, maíz, verduras, arroz, lo que se te apetezca con él, es rápido, en cuestión de pocos minutos están cocinados y no se perderán los nutrientes de los alimentos, te lo aseguro.


- Existe la opción de cocinar un día para toda la semana y conservarlo en la nevera y congelador
Es una muy buena opción que me gusta mucho, se lo que es llegar cansado a casa y tener que preparar tu cena.


- Prepara salteado con más frecuencia
  • Es mi preparación favorita
  • Necesita una paila o sartén
  • Sólo 1 o 2 cucharadas de aceite preferiblemente de oliva
  • No tardará más de 5 minutos en cocinar
  • Usas el sabor de tu preferencia: si es más estilo oriental utilizas más soya, aceite de ajonjolí, etc.
  • Si prefieres un sabor más natural con una pizca de sal, cebolla y ajo es suficiente
  • Si te gusta agridulce añade un poco de miel de abejas
  • Los ingredientes son los que prefieras y varían cada día: pollo, cerdo, pescado, mariscos, vegetariano, arroz precocido, pasta precocida, nueces, frijol, lenteja, todo lo que se te ocurra, incluso puedes experimentar.



- Usa el pequeño horno tostador
  • El tostador funciona como un pequeño asador u horno
  • La papa dulce en rebanadas o en julianas están listas en menos de 10 minutos
  • 5 o 6  porciones de pollo se asan perfectamente en 20-30 minutos
  • Si las porciones de pollo están congeladas las pones en el microondas 3 - 4 minutos para que descongelen.



- Involucra a los niños en la cocina
Experimentarán por su propia experiencia que cocinar es fácil y le perderán el miedo, que no lo vean como un gran difícil proceso, un día pueden ayudar picando ingredientes, otro día adicionando los condimentos a la olla, otro día pueden participar en el proceso de saltear que no tarda más de 5 minutos. Eso sí que tengan la edad suficiente para manipular una estufa y conocer los peligros del fuego, lo mismo con el cuchillo.


- Busca en la web recetas rápidas con los ingredientes favoritos
 Encontrarás miles, copia el link de las que te parecen más de tu agrado y pega el link en el plan de alimentación.


Como ves, es fácil, este ha sido el aperitivo (la introducción) de un mundo divertido, saludable y beneficioso para tu familia y para tí, el resto está en tu imaginación y tus antojos.


Suscríbete a este blog y aprenderás mucho más sobre estilo de vida saludable y mantener un un peso ideal.


No hay comentarios. :

Publicar un comentario