Cómo sentirte bien con tu cuerpo tal y como es en verano o vacaciones

como-sentirse-bien-con-cuerpo-en-vacaciones


Hay diferentes formas de sentirte bien con tu cuerpo en vacaciones diferentes a ponerte en un régimen estricto de dieta y ejercicio. Apréndelas aquí.


Vacaciones, fecha esperada por tantos pero no por todos.


Para algunos significa más trabajo porque sus compañeros se van de vacaciones.


Para otros significa vacaciones, deseos de playa, usar poca ropa, sentirse ligero y liberado.


Otros tantos no las disfrutan mucho porque no se sienten bien con su cuerpo.


Es una queja más común de lo que puedes creer.


En algunos momentos de mi vida lo he sentido: no quiero lucir un vestido corto porque estoy blanca, o muy gorda, o muy flaca, con la piernas flácidas o con piernas peludas.


Me ha frenado tener morados en la piel, la búsqueda eterna de la perfección física para sentirme bien en diferentes circunstancias.


Afortunadamente, con el paso de los años, experiencias vividas, realizaciones, decepciones. He logrado dejar a un lado todos los complejos sin sentido.


Ya disfruto del verano como quiero, sin importarme que esté blanca, o esté como esté. Incluso rodeada de cámaras por doquier.


Te cuento cómo lo he logrado…

Cómo sentirte bien con tu cuerpo tal y como es en vacaciones y en cualquier ocasión


  • Aprende el verdadero valor de las personas, de la vida, de las cosas, del presente, del momento, en fin.


Hay un atardecer de ocho tonalidades de rojo y naranja y ni siquiera lo notas porque estás pensando en las venas arañita que se te ven.


Haz lo contrario, deja que ese irrepetible atardecer te haga olvidar ese detalle y tus problemas, las querellas por las que estés pasando en estos días.

  • Disfruta de quien te acompaña, nunca sabes por cuánto tiempo será fácil encontrarte con esa persona.


Créemelo, vivo en otro país diferente al que nací, crecí, lejos de la gran mayoría de mi familia y amigos. Nunca imaginé que iba a estar tan lejos de ellos.


Si hubiese sabido que me iba a apartar de ellos, hubiese estado más relajada, disfrutando de su cercanía y pensando menos en cosas con muy poca o nula importancia.

  • Busca tu perfección espiritual más que la corporal. La mayoría de nuestros complejos son un reflejo de nuestra baja autoestima.


La autoestima se moldea con el tiempo, tu pasado ha hecho una escultura grande pero no perfecta.


El pasado está lejos, no resta renovar esa escultura (autoestima) a partir de tu presente.


Es importante buscar tus sueños, formarte, actualizarte, escalar en tus capacidades mentales.


Una mente fuerte moldea lo que quieras, construye con buenos cimientos tu nuevo yo.


No tiene que ser el doctorado (excepto que ese sea tu sueño). Influye cualquier tipo de aprendizaje: Un curso de cocina, aprender a tocar un instrumento, curso de decoración.


Es como una recompensa para tu cerebro y autoestima, despierta la capacidad de crear, de analizar, de memorizar, de concentrarse.




  • No prestes mucha importancia a comentarios y personas a cerca de tu cuerpo.


Los comentarios buenos y malos deben ser analizados en segundos para determinar si se toman en cuenta o no.


Para eso es relevante ver de quién provienen, qué intención tiene, qué beneficios te da.


Si no te trae beneficios debes desecharlos inmediatamente y no gastar más energía en ello.





  • Reconoce si eso que te acompleja de tu cuerpo es un verdadero problema o no.


Te invitaron a una fiesta en las piscina, todavía estás dudando en asistir porque no estás bronceado.


Este factor no debería importarte, no está afectando tu salud, no te hace menos o mejor persona. No te van a sacar de la fiesta por eso.


Vas a dejar de disfrutar un hermoso día, una buena compañía por un detalle que a nadie le interesa ni le afecta.


Es muy diferente a tener unas venas en las piernas muy abultadas, la piel de las piernas están cambiando de color, te duelen al finalizar la tarde, te hacen sentir muy cansado.


Está afectando tu energía diaria y tal vez tu productividad. Te está causando molestias, definitivamente es un problema. Busca la manera de solucionarlo.

  • Aléjate de las personas que les incomoda tus “defectos” físicos. Si un amigo no quiere salir contigo porque no tienes una linda ropa de verano, esa persona no es conveniente ni para ella misma.


Esa persona es superficial, tiene otros intereses diferentes a compartir con personas como tú.


Me resta decirte que por favor entiendas que cual sea la causa física que te hace sentir mal, no es más que un obstáculo imaginario que te está dificultando tener una vida plena.


No dejes que tú ni nadie te cree obstáculos imaginarios, no los dejes crecer.





Descarga gratis 15 menús rápidos para detener la ansiedad de comer y continuarás recibiendo tips sobre perder los antojos y control de peso. Me apunto



Sigue leyendo:



Angela-Arias-MD-349.jpg
Sobre la autora
Angela M. Arias, médica, asesora en adelgazar.

También tengo una vida agitada, soy mi propia jefe lo que implica más trabajo y horarios prolongados, madre de niña de 3 años. Aún así conservo mi peso en un estado saludable. Ayudo a los atareados como yo a alcanzar un peso que les permita sentirse con energía, sanos y felices.


No hay comentarios. :

Publicar un comentario