11 Mandamientos infalibles para adelgazar



Deseas adelgazar, no sabes cómo empezar o te frustras frecuentemente en el intento, aplica estos mandamientos y tendrás resultados reales y duraderos.


1. No te preocupes por el peso


Es cierto que te sobran kilos para tu estatura y para la edad, la báscula te lo muestra. El problema de obsesionarse con el peso es que te deja de importar el tipo de peso que estás bajando, no te importa si es de músculo o solo agua, lo único que quieres es perder kilos sin medir consecuencias; esto puede llegar incluso, a ser peligroso.


Es aquí donde caes en el hábito de hacer dietas estrictas una tras otra, las cuales te debilitan más, te enferman, si bajas peso, pero lo recuperas más temprano que tarde y lo único que logras es temerle aún más a los procesos de adelgazamiento.


2. Concéntrate mejor  en perder la grasa




Un ejemplo sencillo, medible, que te motiva y sirve:


Si estás empezando no tienes que comprar un equipo o estar yendo frecuentemente a que te midan el porcentaje de grasa corporal, sabes que te sobra.


Concéntrate en una o dos partes de tu cuerpo que sabes que tienen grasa de sobra, y porqué no decirlo, las odias.
Mídelas con un metro, por ejemplo, las del abdomen y espalda, cada 2 semanas te las sigues midiendo, anotas los resultados al lado de la anterior y ves que vas disminuyendo de tamaño, a veces será solo una medida la que baja, en otra ocasión es la otra medida y en otras las dos medidas.


Ver resultados así sean pequeños motivan y sabes que está funcionando lo que estás haciendo.


Importante, el hecho de que estés enfocado en dos partes de tu cuerpo no quiere decir que solo ejercitas esas dos partes, no se trata de hacer mil abdominales diarias, así tampoco perderás esa grasa.


Hay que trabajar todo el cuerpo.




3. Primordial ir al médico


Para saber que otros inconvenientes de salud puedes tener que te estén afectando. Sin embargo, tener otros problemas no es para que te des por vencido, es para que entiendas mejor tu situación y tengas paciencia, sepas porque no respondes igual que otras personas a los métodos de adelgazar.



4. No busques resultados rápidos, si tienes resultados grandes y prontos no confíes en que van a perdurar sin hacer más esfuerzos



No esperes dedicarte a perder peso por un par de semanas para que luego de lograr bajar un poco volver a tus viejos hábitos, esto te dará falsas creencias, pronto recuperarás lo perdido.


En cuanto a lo de creencias falsas, a lo que me refiero es que piensas que en cualquier momento que lo necesites puedes repetir la técnica que usaste y lograr el mismo resultado; ya te funcionó, volverá a pasar.


Tal vez no vuelvas a tener fácilmente el mismo resultado, por muchas razones: primero, porque vas a tener más edad cuando lo intentes nuevamente y con la edad es más complicado adelgazar, igual en ese entonces ya puedes tener complicaciones médicas que también te impidan tener igual resultado.


O puedes tener obligaciones personales que también dificulten practicar la misma técnica sin problemas.


Porque quizás nunca la practiques nuevamente porque se te olvida, porque ya no te interesa, o porque estás muy ocupado para ponerte en esas.







5. Olvídate de cambiar solo tu alimentación y no aumentar la actividad física y viceversa

Así hay pocos o nulos resultados, nuevamente resultas con frustración y con temor a adelgazar.





6. Debes hacer fortalecimiento muscular



Los músculos son los que más te van ayudar en las horas en que no te estás ejercitando, gastan mucha energía, promueven la circulación para que elimines toxinas y grasas.


Te hacen sentir fuerte, porque lo eres cuando los ejercitas, obviamente.


7. No enfocarte en la cantidad de sudor que derramas



El sudor nunca debe ser un objetivo, es cierto que si pierdes mucho sudor puedes perder peso, pero lo recuperas inmediatamente cuando tomas líquidos y absolutamente esto no ayuda a perder grasa. Lo que logras es desgastarte más con el ejercicio, hacerlo incómodo.






8. Ten planes de contingencia para los días en que vas a estar con muchas ocupaciones, estrés y cuando vas a estar emocional.


Para tal fin, ten listo en el congelador porciones de verduras peladas y picadas, una lista de ejercicios para hacer en casa en 15 minutos, pasabocas saludables, en fin.



9. Es una inversión necesaria, segura, productiva y a largo plazo


No dudes en gastar dinero si es necesario. Definitivamente es posible ejercitarse en casa, mejorar la alimentación sin aumentar la lista del mercado, pero en ocasiones algunos productos, ahora llamados inteligentes, pueden ser más escasos y costosos, pero míralo como una inversión a largo plazo, cuando todo ya haya pasado, y tengas todo bajo control, no tendrás que gastar mucho dinero por tus problemas de salud, comprando ropa cada dos meses porque ya no te sirve, ya no tienes que ir al supermercado dos veces a la semana porque tu cuerpo te exigen cantidades grandes de comida.


Vas a ser inmensamente más productivo en todo una vez te sientas muy bien física y mentalmente.



10. No te detengas porque un par de días no pudiste seguir el programa



Es muy frecuente, lo he visto mucho; pasa algo, un viaje, una visita, te enfermas unos días, ves que las otras personas que están practicando el mismo programa de adelgazar contigo están un poco más adelante y ves la necesidad de parar y empezar nuevamente o cambiar de programa.


En estos casos lo mejor es que sigas, no importa si vas más atrás o puedes seguir igual donde van tus compañeros, no va a pasar nada, si continúas en donde estabas, no retrocedas y definitivamente no te detengas.


En cambio si vas a perder mucho si paras y es difícil saber cuando vas a reiniciar.


11. No te estreses porque vas a dar el paso


No estoy hablando del estrés a causa de tus problemas actuales, hablo del estrés de pensar que tienes que adelgazar o perder peso.
Es común en algunas personas el estrés por esta causa, piensan que no van a poder, que va a ser doloroso, que van a estar con hambre por siempre, que solo van a comer alimentos desagradables al paladar, que se van a ver peor, es mucho trabajo, e infinidad de preocupaciones más.


Pensar así te bloquea, te hace cometer los errores que te hicieron ganar la grasa que tienes y por ende, empeorar tu condición.


Mejor piensa así: voy a intentar, a probar y mirar que pasa, no pierdo nada con intentarlo, si no me gusta, buscaré otra técnica o persona, con todo lo que experimente aprendo.


Tampoco te rindas con el primer inconveniente, si quedaste adolorido el primer día de ejercicio no quiere decir que va a ser así para siempre, también depende mucho del día que estés teniendo, habrá días en que quieras tirar todo a la basura porque se han acumulado muchas cosas, mejor descansa y al otro día te sentirás mejor, continúa intentando  y sigue mirando lo que pasa.
Cuando menos pienses ya te has acostumbrado un poco, ya no te parece tan terrible, no era aterrador como pensabas, además, estás viendo buenos resultados.




👉👉 Quieres aprender sobre técnicas efectivas para adelgazar, apúntate a mi club y descarga sin costo 15 menús rápidos para detener la ansiedad de comer Me apunto




👇👇👇


¿Te gustaría tener asesoría grupal  online para perder grasa?


Acompañado, pero a tu ritmo, desde donde y cuando quieras


El grupo está en construcción, apúntate a la lista de espera para que no se te escape.















Sobre la autora

Angela-Arias-MD-349.jpgAngela M. Arias, médica, asesora en adelgazar.

También tengo una vida agitada, soy mi propia jefe lo que implica más trabajo y horarios prolongados, madre de niña de 3 años. Aún así conservo mi peso en un estado saludable. Ayudo a los atareados como yo a alcanzar un peso que les permita sentirse con energía, sanos y felices.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario