Cómo saber si tu sobrepeso u obesidad es de origen genético

obesidad-herencia-familiar
Tienes problemas de sobrepeso u obesidad y siempre has tenido la sospecha de que sea por causas heredadas de tu familia. Te saco de la duda aquí.


Perdiste la cuenta de cuándo fue la última vez que tuviste un peso adecuado, dejaste de luchar porque siempre has tenido aumento de peso y piensas que es un mal de familia.



Hay una gran confusión, un mito, muchos piensan que su obesidad o sobrepeso es causado por herencia familiar, lo malo es que se deja de luchar contra la ganancia de peso por tal motivo.


Es fácil de creer que lo ganaste con tu familia, ves que la mayoría de los integrantes de ella tienen un aumento de peso en diferentes proporciones, algunos desde muy jóvenes o niños, siempre en casa se ha escuchado el rumor de que somos una “familia gorda”, queriendo decir que la familia tiene los genes para vivir siempre con el peso inadecuado.


Hay una gran probabilidad de que toda tu familia tenga sobrepeso u obesidad y no sea un problema genético.


A la vez, no tienes la certeza si lo estás usando como excusa para no hacer nada por tu peso o te sientes vencido en la batalla porque piensas que no tienes cómo vencerla debido al mal de familia.



La verdad es que la obesidad es el resultado de la suma de varios factores: problemas genéticos, el aumento del consumo de una dieta hipercalórica y la inactividad física. Siendo los malos hábitos alimenticios y la inactividad física los más influyentes en el desarrollo de obesidad y sobrepeso.


¿Cómo saber si tu problema es genético?



  • Son unos pocos quienes tienen ya el diagnóstico definido de determinado problema genético o hereditario. Digo pocos porque estas enfermedades no son muy comunes, como por ejemplo enfermedades con desequilibrios hormonales como el síndrome de Cushing entre muchas  otras enfermedades más.
  • Estas personas tienen el diagnóstico relativamente rápido porque son enfermedades fáciles de sospechar, tienen múltiples síntomas que te hacen consultar prontamente al médico.
  • Sospéchalo si tienes un o más familiares cercanos con una obesidad extremadamente mórbida, o con una evolución muy rara, por ejemplo muy rápida y sabes que sus hábitos alimenticios y de estilo de vida no son tan malos para tener la obesidad que tiene. Una forma diferente e inusual de la obesidad de una persona es sospecha de que es causada por una enfermedad.
  • No dudes en preguntarle a los miembros de tu familia si han tenido algún diagnóstico de enfermedad de cualquier tipo, si es así pregúntales cuáles fueron los síntomas que tenía o tiene, para saber si has llegado a presentar los mismos síntomas.
  • Analiza las costumbres alimenticias de la familia y las tuyas.
  • Habla con ellos acerca de qué es lo más acostumbrado en la familia, los alimentos más frecuentes en los niños, con qué te alimentaban cuando eras bebé, los platos predilectos de la abuela, todo la información que puedas indagar.
Este es un ejercicio divertido y provechoso, todos recuerdan y cuentan sus primeras comidas, se cuentan anécdotas, hay una energía como de fiesta al revivir los buenos momentos.


  • Después de que recolectes la información mira:

- Qué tan frecuente comen alimentos fritos
- Qué tipos de grasas son las más usadas: mantecas, mantequillas, aceites
- La cantidad y frecuencia de las carnes rojas y las carnes procesadas (embutidos)
- La frecuencia y cantidad de consumo de frutas y verduras
- La frecuencia de los dulces, postres y helados
- El uso de gaseosas
- El consumo de comidas rápidas, con qué frecuencia y cantidad
- El consumo de pastelería
- Qué tipo de snacks o pasabocas son los que más frecuentan
- Qué tanto comen en casa y que tanto lo hacen por fuera.


Entre más sea el consumo de todos los alimentos que mencioné, excepto por las frutas y verduras, peores son los hábitos alimenticios de la familia y mayor el chance de obtener una obesidad o sobrepeso.


  • Vas a hacer lo mismo con la actividad física de la familia:

- Hacen ejercicio o no, alguna vez lo hicieron y cuál
- Cada cuánto practican el ejercicio y qué tipo de ejercicio
- Por qué suspendieron el ejercicio o por qué no lo hacen
- Qué tan importante es la actividad física para ellos.
- Qué tanto inculcan el ejercicio en los niños.


Entre menos actividad física más problemas de sobrepeso.


  • Una vez ya tengas toda la información posible sobre los datos alimenticios y de actividad física de la familia, ya tienes una idea grande de la situación familiar.
  • Podrás concluir si la familia tiene malos hábitos alimenticios. Hazlo sin juzgar, la mayoría de veces es debido al desconocimiento, este desconocimientos se pasa de generación en generación hasta que alguien esté interesado en el tema y desee aprender una forma correcta de alimentarse. También es por las costumbres del área en que naciste, está en tus raíces étnicas deleitarte con 5 tortillas fritas diarias. Son múltiples los factores que nos llevan a tener una dieta poco saludable.
  • Deja a un lado las costumbres alimenticias que más tienes en común con tu familia y que sabes o sospechas que te hacen subir de peso, por ejemplo comer diariamente a la hora del almuerzo frijoles refritos.
  • Empieza a hacer ejercicio 3 veces por semana o más.
  • Cambia tus hábitos alimenticios y cumple tu alimentación saludable sin fallar.
  • Al cabo de dos semanas bajarás de peso, la diferencia será notable no solo por ti si no por todos los que te conocen. Si tu sobrepeso es causado por un problema genético, hormonal u otra enfermedad bajarás muy poco o nada de peso luego de 2 semanas de haber cambiado rígidamente tu alimentación y actividad física.



¿Qué puedes tener en común con tu familia que puede causarte aumento de peso de igual forma que a ellos (aparte de una enfermedad hereditaria)?



  • Rasgos de personalidad ansiosa que te haga ingerir más alimentos con las emociones negativas.
  • El modo de enfrentar los problemas: personas que se estresan más fácil ingieren más alimentos sin necesidad.
  • Todos comparten los mismos problemas, por ejemplo la pobreza, no tener una casa propia, la abuela muy enferma y dependiente, lugar dónde habitan muy alejado, por lo tanto se les dificulta el acceso a muchas cosas como el lugar de trabajo, las escuelas, etc.
  • Gustos similares por determinados alimentos poco saludables.
  • Compartir los mismos poco sanos hábitos alimenticios e inactividad física desde la infancia.
  • Otras enfermedades que te hagan evitar un poco el ejercicio como: pie plano, juanetes, artritis, miositis, asma del ejercicio, etc.



Como moraleja te recomiendo que no te rindas, busca por todas partes las causas de tus problemas de peso, indaga tu familia, tus costumbres, las personas que te rodean, indaga si lo que estás haciendo para adelgazar lo estás haciendo correctamente. Siempre encontrarás que había un “hueco” por donde se estaba escapando el éxito de tus propósitos, si lo buscas lo encuentras, lo corriges y llegarás al éxito.





👇👇👇
¿Te gustaría tener asesoría grupal  online para perder grasa?

Acompañado, pero a tu ritmo, desde donde y cuando quieras

El grupo está en construcción, apúntate a la lista de espera para que no se te escape.






Fuentes


- Pathophysiology and genetics of obesity Indian journal of Experimental Biology. Vol 45, november 2007
http://nopr.niscair.res.in/bitstream/123456789/5354/1/IJEB%2045(11)%20929-936.pdf


- Organización Mundial de la Salud (OMS)
http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs311/es/



Sobre la autora

Angela-Arias-MD-349.jpg

Angela M. Arias, médica, asesora en adelgazar.

También tengo una vida agitada, soy mi propia jefe lo que implica más trabajo y horarios prolongados, madre de niña de 3 años. Aún así conservo mi peso en un estado saludable. Ayudo a los atareados como yo a alcanzar un peso que les permita sentirse con energía, sanos y felices.

4 comentarios :

  1. Muy bueno, aunque a pesar de la genética, siempre hay que tener aunque sea 30 minutos de ejercicio al día, por ejemplo: mi meso-tipo es endomorfo, es decir que tengo tendencia a engordar sin embargo esto no me ha afectado gracias al ejercicio y buena alimentación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por participar con tu comentario. Estoy de acuerdo, un estilo de vida saludable, te mantiene en forma y te previene numerosas enfermedades. Éxitos.

      Eliminar
  2. yo deje de hacer ejercicios por 2años por un problema emocional y engorde como nunca(y hay que decir que la gente o personas cercanas te lo recalcan a cada rato tanto que yo mismo al ver a una persona que no veia hace años le decia ....si lo se estoy gordoooooooo gente que apabuya hasta con burlas) es tan dificil regresar a un peso adecuado con problemas emocionales o uds cree que tengo pasmar esos problemas para el ejercicio???? ya llevo un mes en el gym y comiendo regularmente sano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, lamento lo que pasó, es cierto cada día las personas son menos indiscretas, pero sé que muchos de ellos lo hacen con el propósito de ayudarte, de concientizarte. Lo que no saben es que con eso logran lo contrario. Lo importante es que volviste a tus hábitos saludables. Sigue constante, ten paciencia, no es fácil ni rápido pero sí se van viendo resultados gradualmente. Recuerda que todo lo malo que te pasa te hace más fuerte. Un abrazo!

      Eliminar